Ferrocarriles

Desde 1965, HOTSTART ha ayudado a empresas ferroviarias a dejar de operar sus motores en ralentí y ahorrar dinero. Al equipar las locomotoras con calentadores para motores HOTSTART, la temperatura del motor se mantendrá por encima de los 38 °C (100 °F); de este modo, las motores pueden apagarse en lugar de hacerlas trabajar en ralentí por horas y, aun así, podrán arrancarse nuevamente sin problemas aún en condiciones de congelamiento. Este menor tiempo de operación en ralentí se traduce en ahorros en combustible que impactan directamente en costos.  Nuestro enfoque en el calentamiento de motores y en sus necesidades específicas significa que siempre estamos listos para ayudarles.

Para conocer más sobre los productos ferrocarriles de HOTSTART, contacte latinamerica@hotstart.com.

Celebrating 75 years 1942–2017